AVISO DE COOKIES
BANCO MEDIOLANUM
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Logo Continuar

Logo Más Información

En el mundial de la economía los favoritos no son los que creemos

16

En el mundial de la economía los favoritos no son los que creemos

El mundial de fútbol es uno de los espectáculos de masas más importante del globo. Durante semanas, miles de millones de personas siguen con interés y pasión las evoluciones de los mejores jugadores de fútbol del mundo y los resultados de sus respectivos equipos nacionales. 32 naciones de todo el mundo, desde grandes potencias a modestos países, lucharán este año por la copa más importante del deporte mundial. La lista de favoritos está clara: Alemania, Brasil, Argentina, España… Pero, ¿qué pasaría si hiciéramos un mundial paralelo poniendo en relación los datos macroeconómicos? ¿Cuál sería el país campeón en términos de crecimiento económico?

Los países europeos, lejos de ganar nuestro particular mundial

Empecemos por el actual campeón. España es una potencia futbolística de primer orden, pero en una hipotética clasificación en términos de crecimiento económico no pasaría, ni siquiera, de la fase de grupos. En términos de crecimiento económico, el PIB español cayó un 1,2% durante 2013 y las previsiones de crecimiento para 2014 se sitúan, siendo optimistas, en torno al 0,9.

Los países de nuestro entorno económico tampoco estarían cerca de ganar este mundial. Alemania creció un 0,5% y las previsiones para este año apenas superan el 1,2. Otros ilustres vecinos con título tampoco sobresalen: Francia se queda en un 0,3 (1% para 2014), Italia se va a números rojos con un -1,9 (crecerá un 0,6% en 2014) y Reino Unido, que completa la lista de europeos con trofeo, creció un 1,9% en 2013, su mejor registro desde 2007 (las previsiones para 2014 se rebajan al 1,6%). Los analistas aseguran que España y Alemania experimentarán un acelerón económico en los próximos meses y que Francia e Italia serán los más torpes del grupo.

Entre el resto de los competidores europeos hay datos sorprendentes. Croacia tuvo un -1% de crecimiento en su PIB respecto a 2012; Rusia hizo lo propio con un -1,3%; Portugal y Holanda cayeron un 1,4% y Grecia vio como su PIB se desplomaba un 3,9%. Sólo Suiza (2%) y Bélgica (0,2%) crecieron. Los datos más recientes de Bosnia son de 2012 año en el que el PIB cayó un 1,2%.

Los países americanos, con mayores opciones de hacerse con el título

En América las cosas van un poco mejor. Los anfitriones y máximos aspirantes a lograr su sexta Copa del Mundo siguen creciendo aunque a un ritmo más pausado que en años anteriores. El PIB de Brasil se incrementó un 2,3% en 2013 y las previsiones hablan de un 1,8% en 2014. Eso sí, los expertos han pronosticado un leve enfriamiento en las previsiones económicas de la región.

Otro de los campeones sudamericanos es Argentina, que creció un 4,3% en 2013, mientras que las previsiones para 2014 se sitúan en torno al 0,5. Uruguay completa la terna de campeones australes con una muy buena posición en este mundial de cifras. El PIB uruguayo creció un 4,4% en 2013 y las previsiones para este año son también buenas: 3,2%. El resto de países sudamericanos clasificados para el mundial también crecieron: México lo hizo en un 1,1%, Honduras un 3,1%, Ecuador un 4,5%, Chile un 4,2%, Colombia un 4,3% y Costa Rica un 2,3%.

Los pronósticos de crecimiento del FMI para los mundialistas de la región en 2014 son dispares, pero también son positivos: Argentina un 0.5%, Brasil un 1.8%, Chile un 3.6%, Colombia un 4.5%, Costa Rica un 3.5%, Ecuador un 4.2%, Honduras un 3.0% y Uruguay un 2.8%. Si miramos al gigante del norte, que también jugará el mundial, los países del sur pueden sacar pecho. Estados Unidos creció un exiguo 1,9% en 2013 y las previsiones para 2014 se sitúan en torno al 2,6%.

Asia: dos potencias y un tercer país con importantes recursos naturales

Asia participa en el Mundial de Brasil con tres selecciones. Dos son verdaderas potencias económicas y la tercera en discordia cuenta con importantes recursos naturales. Japón y Corea del Sur son países económicamente sólidos, aunque las cifras de los últimos años se han contagiado de las dudas que azotan a las economías más desarrolladas. El PIB nipón se recupera lentamente de la crisis y subió un 1,6% en 2013, aunque las previsiones para 2014 son más modestas (1,1%). En cuanto a Corea del Sur, su PIB se incrementó un 2,8% en 2013 (la mayor tasa de los últimos años) y prevé crecer un 3,8% este año. Respecto a Irán, nos movemos con estimaciones externas. Según el Banco Mundial, la economía de la república islámica se contrajo un 1,3% en 2013 y crecerá en torno al 1% este ejercicio.

Las casas de apuestas no son muy benévolas con Australia y se hacen cábalas para saber si los australianos, los únicos representantes de Oceanía en Brasil 2014, serán los peores de la cita brasileña. Cuando se habla de economía, los datos macroeconómicos son más positivos. El país creció un 2,4% en 2013 y crecerá un 2,7% en 2014.

Los leones africanos

En las últimas citas mundialistas, las selecciones africanas han sido las grandes sorpresas. Garra, intensidad, buen juego… África es, también, un continente en crecimiento cuando se habla en términos económicos. El continente creció en torno al 4,9% en 2013 (un tercio de los países crecen por encima del 6%) y lo hará en un 5,3 este año.

Por países, Argelia creció un 3% en 2013 y las previsiones de 2014 son optimistas (4,5%). Ghana es una de las economías más sólidas del continente y no hay más que ver sus tasas de crecimiento para darse cuenta de las oportunidades que ofrece. El PIB creció un 8% en 2013 y las previsiones de 2014 se disparan al 14%. Lamentablemente, los datos del resto de participantes en el mundial con respecto a 2013 aún no se conocen. Según el Banco Mundial, Costa de Marfil creció aquel año un 2,7%, Camerún incrementó su PIB un 2,8% y Nigeria logró sumar un 5,5% más a su PIB.

Y todo esto, ¿para qué? En algunas ocasiones hemos puesto de manifiesto que a la hora de invertir no hay que dejarse llevar por las emociones o por lo que, por nuestra educación o relaciones, creemos que es cierto. Este baile de números pone de manifiesto que en el mundo hay multitud de oportunidades para invertir.

Por eso, uno de los consejos en los que los asesores de Banco Mediolanum inciden de manera recurrente es el de la diversificación. Un fondo de inversión que aproveche las oportunidades que existen a lo largo y ancho del mundo será siempre más rentable y menos susceptible a los riesgos del mercado. ¿Por qué no aprovechar esas previsiones de crecimiento en multitud de países? Sería algo así como no confiar en que España llegará lejos en Brasil 2014 😉

16
Categorías: Invertir
Etiquetas: , , , , , , .

6 respuestas a "En el mundial de la economía los favoritos no son los que creemos"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.