AVISO DE COOKIES
BANCO MEDIOLANUM
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Logo Continuar

Logo Más Información

Inflación: el gran enemigo del ahorrador ha vuelto

6

Inflación: el gran enemigo del ahorrador ha vuelto

A pesar de los sustos repetidos en los mercados de la última década, pese a la mayor volatilidad, pese a los tipos de interés en mínimos históricos o incluso en negativo, los ciudadanos se podían agarrar a un clavo ardiente: la ausencia de inflación. Era el único alivio, el único consuelo para los ahorradores en estos tiempos tan complejos.

El coste de la vida no subía y los precios de los bienes y servicios se mantenían estables a la baja. Así, aunque fuera imposible sacar rentabilidad a los ahorros, al menos el ahorrador tampoco perdía poder adquisitivo si no incurría en pérdidas al invertir su dinero. Sin embargo, esta suerte estaba a punto de cambiar…

El regreso de la inflación

A cierre de 2016, los últimos datos en la cesta de la compra (que mide el IPC) mostraron un incremento del 1,5%, cuando en 2015 se había mantenido sin cambios y en 2014 había cedido un 0,8%.  ¿Qué supone este incremento? Por ejemplo, que la pensión pública perdió poder adquisitivo en 2016, al subir solo un 0,25%. Esto sucede, en realidad, por primera vez en España, porque antes las pensiones se actualizaban según el dato de diciembre. Sin embargo, esta máxima cambió con la reforma que entró en vigor en enero de 2014, que dejaba de tener este dato como referencia.

“¿Qué puede hacer el ahorrador para combatir al peligroso monstruo de la inflación? ¡Descúbrelo!”

Dado el estado de las arcas públicas, no parece muy probable que las pensiones vayan a subir mucho en los próximos años, por lo que, si la vuelta de la inflación se confirma, la pérdida de capacidad de compra se irá agravando en los últimos años.

¿Cuánto durará el periodo de inflación y qué efectos tendrá?

¿Este cambio ha sido solo un susto o ha venido para quedarse? Y, si fuera el caso, ¿con cuánta virulencia afectará a los ahorradores? De momento, el Banco Central Europeo no parece muy preocupado. De hecho, sus políticas de expansión están encaminadas a generar crecimiento y una leve inflación, que la autoridad monetaria considera positiva para la economía.

Pero en el mercado han surgido dudas, sobre todo desde la victoria de Donald Trump en las elecciones de EE.UU. Sus políticas proteccionistas podrían conllevar un aumento de la inflación en la mayor economía mundial. Si se limita la inmigración, por ejemplo, llegará menos mano de obra al mercado laboral, con lo que los salarios de los trabajadores podrían subir. Y, con más dinero en la nómina, más dinero para comprar y más incentivo en las tiendas para subir los precios. Como también elevarían el coste de muchos productos los posibles aranceles que se pongan a los bienes que lleguen desde el exterior.

En el otro país donde la respuesta “proteccionista” ha triunfado, como es Reino Unido con su sí al Brexit, la inflación se ha disparado en los últimos meses hasta máximos de tres años.

Tengan razón los más agoreros o no, los ahorradores deberían como mínimo tener en cuenta el impacto que podría suponer esta vuelta de la inflación, aun siendo esta moderada. La garra que siempre amenaza con cazar los ahorros y zampárselos, como gráficamente explican desde JPMorgan AM en una web que acaban de lanzar, llamada Fund Your Future. “La inflación es el gran enemigo permanente de nuestros ahorros, ya que hace que el dinero pierda valor a lo largo del tiempo”, comentan. Y lo ilustran con un gráfico interactivo más que elocuente.

inflación

¿Que pérdidas genera la inflación?

¿Sabías que una inflación de solo el 2% anual durante 30 años puede acabar comiéndose hasta el 44% del dinero que teníamos ahorrado hace tres décadas? Es decir, un dinero que se queda en liquidez y no se invierte comprará dentro de 30 años casi la mitad que ahora. Mal negocio, cuando uno ahorra justo para lo contrario, para tener mayor capacidad de compra en el futuro.

Cuanto mayor sea la inflación, más desastroso sería este impacto en el valor de nuestros ahorros. En España, de hecho, el impacto habría sido mucho mayor en los últimos 30 años, periodo en el que el aumento acumulado del IPC ha sido de casi el 155%, según datos del INE. Basta con pensar lo que se compraba entonces con 1 millón de pesetas, comparado con lo que se puede adquirir ahora con 6.000 euros, su equivalente en la moneda única.

“Tener cerca un buen asesor será clave para vencer la inflación. ¿Estás preparado para afrontarlo?”

Si la vuelta de la inflación se confirma, antes o después los bancos centrales tendrán que volver a subir tipos de interés y los depósitos a tener algo de rentabilidad. ¿Pero cómo actuar hasta entonces? ¿Qué puede hacer el ahorrador para combatir al peligroso monstruo de la inflación?

Invertir: la mejor baza contra la inflación

Ante este escenario, al ahorrador no le queda otra opción que invertir para buscar rentabilidad, con la cual superar esta inflación y conseguir sus objetivos financieros. Siempre dentro de sus niveles de tolerancia a las pérdidas, cuyos límites podría ayudarle a encontrar y definir un buen asesor financiero. Pero no hay más remedio que asumir riesgos buscando estos retornos en los mercados.

Hay formas de luchar contra este monstruo, que han funcionado muy bien a lo largo de la historia financiera. Por ejemplo, la inversión en negocios con marcas reconocidas, que sean capaces de trasladar este incremento de los precios a sus productos. Es lo que hace, de hecho, Warren Buffett, el mejor inversor de la historia: “Mi preferencia en tiempos inflacionarios es la inversión en activos productivos, ya sean empresas (enteras, o a trocitos a través de la compra de acciones), granjas o inmuebles”.

El gurú suele explicar que, aunque la inflación se ha comido más del 86% del valor del dólar desde que empezó la actividad de su holding, algunos de sus negocios, como See’s Candys o Coca Cola, venden ahora muchos más caramelos y latas que entonces. “Da igual si la moneda dentro de un siglo estará basada en oro, conchas, dientes de tiburón o un trozo de papel como ahora, la gente querrá seguir cambiando un par de minutos de su trabajo diario por una Coca Cola o un dulce de cacahuete de See’s”, explicaba.

En mercado también hay otras opciones, como los bonos ligados a la inflación o, en el caso de subida exagerada de los precios, la inversión en activos considerados refugio como el oro…  Pero para cada inversor, para cada perfil, habrá una forma de defenderse de esta batalla que se avecina. Tener cerca un buen asesor, que conozca sus necesidades, será clave para vencer a este temido enemigo, el monstruo de la inflación. ¿Estás preparado para afrontarlo?

Si te ha gustado este artículo, quizá te parezca interesante este otro: Arranca la campaña de la renta 2016 y… ¿no sabes por dónde empezar?

6
Categorías: Invertir
Etiquetas: , , , , , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.