AVISO DE COOKIES
BANCO MEDIOLANUM
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Logo Continuar

Logo Más Información

Las cuentas de ahorro para niños les enseñan el valor del dinero

1

cuentas de ahorro para niños
Si tienes hijos, seguro que te resulta complicado no costearles sus antojos. Te chifla ver la carita de ilusión que ponen cuando te piden algún capricho y tú, por supuesto, acabas picando, porque los adoras y no quieres parecerte a Darth Vader.

No está mal ceder en alguna ocasión, sobre todo cuando ellos cumplen con sus obligaciones o actúan de forma positiva en ese arduo y largo proceso que es su formación como personas. Si embargo, es muy importante, tanto o más que el saber premiarles, el ayudarles a comprender la importancia del ahorro y la administración de sus propios bienes. Las cuentas de ahorro para niños pueden ser una buena forma de enseñarles la importancia de ahorrar para conseguir sus objetivos.

“La experiencia hará que tu niño aprenda por él mismo la mejor manera de manejar dinero de forma adecuada y positiva”

 

Ampliando su educación: el concepto dinero

Como madre o padre que eres, seguro que te surgen muchos miedos sobre este tema. “¿Acabará mi niño siendo un manirroto?” O, por el contrario, te preguntarás: “¿Será de los que viven por y para el dinero?”. ¡Nadie quiere eso! Por ello, es necesario comenzar cuanto antes a mostrarle lo positivo y negativo que encierra el dinero. La experiencia hará que aprenda por él mismo la mejor manera de manejar dinero de forma adecuada y positiva, sin que acabe convirtiéndose, en ese futuro con tintes post apocalípticos que te imaginas en la cabeza, en una persona constantemente endeudada o en el mismísimo Sr. Burns.

 

Primeros pasos en el manejo de los ahorros de los niños

El desafío más frecuente al que tienen que enfrentarse los niños es al ansia por gastar tontamente. Dado que el primer “sueldo” que recibirán será en forma de paga, o regalo puntual en efectivo de algún familiar, lo más recomendable es ir despertando en ellos, poco a poco, la noble tradición del ahorro en la hucha. Tanto si es en un cerdito como si es en una lata personalizada, este elemento será la primera “caja fuerte” que conozcan en sus vidas. Con ella, los peques comprobarán que si guardan (y no tocan) aquellas cantidades de efectivo que metan en la hucha, estas crecerán si repiten esta acción de manera habitual. Al cabo de un tiempo, serán capaces de pagar ellos mismos aquello que deseen y verán como positiva la experiencia de ahorrar. Por esa razón, las cuentas de ahorro para niños están cada vez más en auge, pues inculcan a los más pequeños el valor de ahorrar. La cuenta ‘Mi Propia Cuenta’ de Banco Mediolanum está creada para iniciarles en este aprendizaje del ahorro.

Por otro lado, no está de más que nuestros niños asimilen el valor del trabajo y el esfuerzo de otras fuentes como, por ejemplo, los cuentos populares. ¡La historia de La cigarra y la hormiga es atemporal! Este tipo de enseñanza indirecta es muy efectiva, al no recibirse como una imposición, sino como un momento de entretenimiento junto a los padres. Y si, además, incluimos en nuestros juegos el aprendizaje del cambio con monedas, lograremos un refuerzo extra en su capacidad para entender rápidamente las matemáticas básicas que pronto manejarán en su vida cotidiana.

 

Valores positivos del dinero

Resulta claramente trascendental demostrar, de manera fehaciente, que el dinero no solo proporciona objetos materiales, momentos de ocio y caprichos, sino bienestar y felicidad entre aquellos que nos importan o entre los más desfavorecidos.

“¡Haz que tus hijos sepan encontrar el equilibrio entre el gasto útil y el ahorro efectivo!”

Saber inculcar los valores de la solidaridad y la generosidad es crucial para poder crear una sociedad futura más justa. Y tampoco debemos olvidar que las cosas más importantes de la vida son gratis. ¡Muéstrales a tus peques que se pueden divertir sin gastar dinero!

Seguramente, ellos tomarán malas decisiones, te montarán numeritos mediante el chantaje emocional para conseguir lo que quieren… No será un camino de rosas. ¡Te la van a liar parda más de una vez! Pero no abandones la batalla ni tengas temor a invertir un momento de tu tiempo para tratar de guiar sus pasos en sus primeras gestiones monetarias. Con ello, estarás asentando los pilares básicos de la administración y la estabilidad económica de su mañana.

¡Haz que tus hijos sepan encontrar el equilibrio entre el gasto útil y el ahorro efectivo! El mejor ejemplo que seguir deben encontrarlo en ti.

1
Categorías: Ahorro familiar
Etiquetas: , , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.