AVISO DE COOKIES
BANCO MEDIOLANUM
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Logo Continuar

Logo Más Información

Risk Parity, una solución de inversión bien equilibrada

0

Invesco-offers-a-new-twist-on-risk-parityEl objetivo de la estrategia risk parity es obtener una rentabilidad razonable en cualquier entorno de mercado con una volatilidad contenida. Lo hace escogiendo clases de activos que influyan de igual manera en el comportamiento de la estrategia y que estén descorrelacionados. Su intención es limitar el riesgo, sin renunciar a obtener una atractiva rentabilidad a medio y largo plazo.

Como sabemos, la renta variable tiene más riesgo que la renta fija, y por tanto tiene mayor movimiento al alza y a la baja, que la renta fija gubernamental. ¿Qué implicaciones tiene esto? Que usted deberá tener suficiente renta fija para compensar el efecto de la renta variable cuando cae, para que estén equilibradas una y otra. La estrategia risk parity, por tanto, da la vuelta a la forma de invertir tradicional; la premisa inicial es que cada uno de los activos tenga la misma influencia en la estrategia y escoge activos descorrelacionados que se complementen (ya que se comportan de forma distinta en cada escenario de mercado). Lo que buscamos es que en cada entorno haya activos dentro de la cartera que permitan ofrecer a la estrategia rentabilidades interesantes, compensando el comportamiento de otros activos que no lo hagan bien.

Una vez que tenemos claro este hecho, debemos escoger qué activos queremos incluir en nuestra cartera y por qué. Sabemos que los diferentes escenarios económicos favorecen diferentes clases de activos. Siendo un enfoque en el que el riesgo asumido es un elemento igual de importante que la rentabilidad. Invesco ha analizado el comportamiento de tres clases diferentes de activos: renta variable, bonos gubernamentales de alta calidad y materias primas. El resultado ha sido que la correlación ha sido muy baja entre los tres, es decir que su comportamiento a lo largo del tiempo y ante los mismos sucesos de mercado ha sido distinto. La estrategia busca aprovechar la descorrelación entre las tres clases de activos reduciendo así, la probabilidad, el impacto y la duración de cualquier pérdida de capital.

El objetivo último es beneficiarse de las fases positivas del mercado y a la vez limitar el impacto cuando las condiciones sean menos favorables. En resumen: la estrategia se centra en reducir la volatilidad (riesgo) para mantener la rentabilidad a largo plazo.

Equipo Invesco

0
Categorías: Invertir
Etiquetas: , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.