AVISO DE COOKIES
BANCO MEDIOLANUM
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Logo Continuar

Logo Más Información

El día a día de un Consultor de Banca Personal

1

El asesor financiero que colabora con Banco Mediolanum es la persona que representa a la entidad ante el cliente y que cumple los compromisos que aquella ha adquirido con él.

El Consultor tiene el apoyo de un modelo de banco en que los clientes realizan directamente y de forma sencilla las operaciones más cotidianas (transferencias, consultas de saldo, etc.) a través de Internet, dispositivos móviles o un Servicio de Atención Telefónica gratuito.

Por su parte, el Consultor de Banca Personal tiene tres responsabilidades bien definidas y presentes en su actividad profesional: asesoramiento personalizado, próximo y constante a los clientes,  creación y mantenimiento de una cartera de clientes basada en relaciones de confianza a largo plazo y, por último, ser su interlocutor.

  1. La primera responsabilidad del Consultor es el asesoramiento financiero personalizado del cliente. Este proceso solo será posible y satisfactorio para ambos si se plantea como una relación de largo plazo.

Para ello el primer paso es conocer las características personales, fiscales, financieras, expectativas y objetivos patrimoniales de los clientes. Banco Mediolanum provee a los asesores de las herramientas y formación necesarias para que esta fase se realice de forma exhaustiva y homogénea.

A partir de tal información el Consultor debe detectar cuáles son las necesidades más acuciantes del cliente y su familia, y le propondrá los productos y servicios más adecuados para ellos. Normalmente el cliente comenzará “probando” y aceptará algunas propuestas. A medida que la relación se consolide y se demuestre lo acertado de las recomendaciones previas, incrementará la confianza depositada en el Asesor y ampliará paulatinamente el volumen de servicios que contrata.

El escenario ideal del asesoramiento financiero se da cuando el ahorrador confía todo su patrimonio a un Consultor de Banca Personal ya que éste, conociendo todo su contexto, puede ofrecerle las mejores y más completas soluciones. Pero para llegar hasta ese punto el Asesor debe actuar con honestidad, transparencia, proporcionarle un acompañamiento regular y la provisión continuada de información. Por tanto, no se admiten las propuestas de corto plazo para obtener beneficios inmediatos ni la colocación indiscriminada.

  1. La segunda responsabilidad del Consultor de Banca Personal es la creación y mantenimiento de una cartera de clientes. El Consultor es un profesional autónomo, registrado en el Banco de España como Agente Representante de la entidad, cuyos ingresos dependen básicamente de las retribuciones que recibe del banco por dos conceptos: la actividad que generan los clientes y el mantenimiento de la cartera de clientes.

Banco Mediolanum aspira a que sus clientes lo sean durante muchos años. Por esto no solo confía en el Consultor para hacer nuevos clientes, sino también para que les asesore y atienda de la mejor manera posible, para que sigan confiando en la entidad durante mucho tiempo. Este punto está estrechamente ligado con el anterior, ya que solo un asesoramiento real, objetivo y pensado a largo plazo puede garantizar el cumplimiento de las expectativas de los clientes y su fidelidad.

El Asesor también tiene un interés particular en que los clientes del banco estén satisfechos, ya que esto le brindará la oportunidad de dirigirse a otros nuevos. Y viceversa: un cliente descontento cerrará las puertas a muchísimos posibles clientes.

  1. Por último, la tercera responsabilidad del Consultor de Banca Personal es la interlocución con los clientes. Él es la voz y la cara del banco ante ellos, su referente y persona de confianza. Ante cualquier problema, consulta o inquietud, el Asesor es la persona a quienes los clientes recurren y de él esperan un contacto constante, regular, y que la atención sea personalizada.

No hay duda de que el día a día de un Consultor de Banca Personal requiere una orientación específica y dedicación al cliente, tener visión de largo plazo, espíritu emprendedor y la firme convicción de que la relación con el cliente debe sustentarse sobre la estabilidad que brinda la confianza.

 

1
Categorías: Consultor
Etiquetas: , .

9 respuestas a "El día a día de un Consultor de Banca Personal"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.