AVISO DE COOKIES
BANCO MEDIOLANUM
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Logo Continuar

Logo Más Información

14 errores que no deberías cometer y merman tus finanzas personales

Errores en tus finanzas personalesEs normal pensar que ahorrar es ir metiendo esporádicamente en una hucha algunas monedas sueltas que nos quedan en la cartera… ¡pero nada más lejos de la realidad! Tener paciencia, constancia y miras hacia el futuro es necesario para ver crecer tus finanzas.

¡Y no solo eso! De nada sirve tener algo ahorrado si no lo hacemos crecer. Dado que decidir sobre nuestro propio dinero no es tan fácil, porque aquí entran en juego las emociones, lo principal es evitar, al menos, cometer ciertos errores muy comunes. Si quieres dejar de tener problemas para llegar a fin de mes o si deseas ver cumplidas tus metas financieras de cara a tu mañana… ¡toma buena nota!

Errores que no permiten que tus finanzas personales crezcan

  1. Gastar más dinero del que se ingresa o se percibe de forma mensual. Es crucial ser honestos con nuestros ingresos. Es necesario amoldarse al presupuesto mensual que tenemos y ser conscientes de nuestras verdaderas posibilidades económicas.
  2. No apartar como mínimo un 20%de los ingresos. Si deseas una meta de ahorro más holgada, entonces se recomienda ahorrar un 40% de la nómina o del dinero que se perciba al mes.
  3. No contabilizar los gastos hormiga. Las comidas fuera de la oficina o las suscripciones a revistas que lees una vez y tiras son la úlcera que disminuye tus ahorros lentamente. Haz un cálculo de lo que te cuestan al año, lo que verdaderamente usas o te compensa, y saca tus conclusiones.
  4. No hablar sobre economía doméstica con tu pareja y tus hijos. ¿Qué hay de malo en hablar sobre el estado de las finanzas en familia? ¡Planificadlas juntos!
  5. Acostumbrarte a pagar a plazos algo que podrías liquidar con dinero ahorrado. Endeudarte sin razón es añadir un problema 
    “¡Cambiar tu forma de ahorrar está en tu mano! ¡Descubre cómo!”
    presupuestario a tu liquidez mensual. Si tienes ese dinero apartado, úsalo y quítate el problema de tener que pagarlo mes a mes con intereses. El mes que viene podrías tener un imprevisto y verte en serios problemas para pagarlo.
  6. Ponerte unas metas económicas poco realistas. Todo el mundo quiere ser multimillonario, salir en la lista Forbes y vivir en las Bahamas… ¡Normal que no ahorremos motivados con semejante objetivo! Lo mejor es ponerse metas consecuentes con nuestras necesidades y posibilidades. Para ello, lo más recomendable es contar con el consejo de un asesor financiero que nos conozca bien.
  7. Adquirir una vivienda mucho más costosa de lo que verdaderamente puedes permitirte Haciéndolo, te meterás de cabeza en una hipoteca a 30 o 40 años que someterá tu economía personal al límite hasta el día en que te jubiles.
  8. No poner tus ahorros a trabajar por miedo a lo que conlleva invertir. Desengáñate, para obtener rentabilidad también tienes que pensar en arriesgar. Nadie te da nada por tener tu dinero “parado” o bajo el colchón.
  9. No pensar en tu jubilación. Que no, que no está tan lejos. Y el dinero que las asegura cada vez es menor. Antes de perder poder adquisitivo cuando seas pensionista… ¡empieza a hacer algo para evitarlo!
  10. Creer que tu problema es que necesitarías mucho más dinero para vivir… cuando lo crucial es controlar el gasto. ¡Ese es el verdadero obstáculo para tu bienestar económico!
  11. Pensar que lograrás dar el pelotazo con tus inversiones, consiguiendo dinero rápido. Hoy en día, hay muchos gurús que prometen ganar mucho en operaciones bursátiles exprés. Si fuera tan fácil obtener esas rentabilidades de las que hacen gala con sus manuales, el mundo estaría lleno de millonarios.
  12. No estar atento a la información económica diaria. Es necesario aumentar de forma contante, aunque sea una vez al mes, nuestra educación financiera. Tienes muchos medios para ello: prensa, TV, Internet… ¡ya no tienes excusa para no mantenerte al día!
  13. No diversificar tus inversiones jugándotela al todo o nada y confiar en el efecto retrovisor. Ninguna rentabilidad es segura para siempre ni ninguna caída del mercado dura más que un periodo alcista. Diversifica tus inversiones para no poner todos los huevos en la misma cesta y no dejes que tus emociones te hagan tomar malas decisiones.
  14. Pensar que no necesitas un asesor financiero El consejo de este profesional de las finanzas es esencial para que puedas tomar buenas decisiones sin dejarte llevar por las emociones. Porque nadie nace sabiendo gestionar su economía a la perfección, ¡la solución es apoyarse en un profesional de las finanzas personales que te acompañe en el camino hacia tus metas!

Seguro que te has visto reflejado en más de un punto… ¡Cambiar tu forma de ahorrar está en tu mano!

Si te ha gustado este artículo, quizá pueda parecerte interesante este otro: 8 razones para usar la tarjeta de crédito en vacaciones

Categorías: Educación financiera
Etiquetas: , , , , , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*