AVISO DE COOKIES
BANCO MEDIOLANUM
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Logo Continuar

Logo Más Información

¿Qué hago si me roban la tarjeta de crédito o débito?

Qué hago si me roban la tarjeta de crédito o débito

Las tarjetas bancarias son mucho más que un medio cómodo y sencillo de comprar o disponer de efectivo. Estos pequeños trozos de plástico son, también, medios legales de pago y, como tales, al contratarlos como titulares debemos ser conscientes de que asumimos ciertas obligaciones que tienen, como consecuencia más inmediata, una serie de comportamientos que incluyen el uso correcto y responsable de las mismas.

Así que, antes que nada, ¡mantén una correcta custodia del PIN! Es corriente ver a algunos usuarios que, junto a la propia tarjeta, llevan un papel con el número secreto impreso o a otros que no tienen el suficiente cuidado a la hora de hacer extracciones desde los cajeros automáticos o al realizar pagos mediante el uso de la clave. Hay que recordar que, en caso de sustracción, todos los cargos realizados antes de la denuncia son responsabilidad del titular.

“En caso de robo los cargos realizados antes de la denuncia son responsabilidad del titular”

Si, desafortunadamente, te roban la tarjeta de crédito o débito, sigue estos pasos:

  • Llama para anular la tarjeta

Lo primero que hay que hacer es llamar a la mayor brevedad posible al número habilitado por la entidad o acudir a una sucursal para anular la tarjeta. La celeridad en hacer estos trámites es vital para impedir el uso indebido de las tarjetas. Hay que tener en cuenta que el número de teléfono habilitado por las entidades bancarias para anular las tarjetas está impreso en el reverso de las mismas y que está disponible las 24 horas del día. Por eso hay que tener la previsión de anotar el número en, al menos, dos papeles. Uno lo llevaremos con nosotros y el otro estará en casa en un lugar fácilmente accesible.

  • Anota la fecha y la hora de anulación

Es muy importante anotar todos los pasos realizados, especialmente la fecha y la hora en que se realiza la anulación de la tarjeta, para gestionar posibles reclamaciones futuras en el caso de cargos o extracciones realizadas tras el incidente. Recuerda: todas las operaciones realizadas antes de la anulación son responsabilidad del titular.

“Lo primero que hay que hacer si te roban la tarjeta es llamar o acudir a una sucursal para anularla”

  • Denúncialo a la policía

Más allá de la utilidad de este trámite para la posible recuperación de lo sustraído, el documento que acredita este trámite policial puede ser exigido por la entidad financiera en el proceso de reclamación. Si bien la normativa del Banco de España no recoge la necesidad de aportar una denuncia policial al procedimiento de reclamaciones, en caso de que se produzca una operación de fraude y sea necesaria la intervención judicial, este documento es imprescindible.

  • Guarda las operaciones de la cuenta

Por último, y también de vital importancia, hay que comprobar e imprimir las operaciones de la cuenta para rastrear el posible uso fraudulento de la tarjeta. En caso de que detectemos alguna operación de pago no autorizada, debemos notificarlo a la mayor brevedad posible para que se proceda al reembolso de las cantidades sustraídas. Hay que tener en cuenta que si después de haber notificado la pérdida de la tarjeta se siguen haciendo operaciones, será debido a un error en el sistema de anulación y, por lo tanto, se podrá reclamar al banco el importe de las mismas.

Antonio Gallardo, analista de iAhorro.com

Categorías: Ahorro familiar
Etiquetas: , , , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*