AVISO DE COOKIES
BANCO MEDIOLANUM
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Logo Continuar

Logo Más Información

Poniendo el turbo a la rentabilidad: así funciona el interés compuesto

3

poniendo-el-turbo-a-la-rentabilidad-asi-funciona-el-interes-compuestoEl interés compuesto es un interés calculado sobre el capital inicial y también sobre los intereses acumulados de períodos anteriores de un depósito o préstamo. El interés compuesto puede ser interpretado como “intereses sobre intereses”, y hará que un depósito o préstamo crezca a un ritmo más rápido que mediante el interés simple, en el cual se calcula el interés solo sobre la cantidad principal.
La velocidad a la que el interés compuesto se acumula depende de la frecuencia de la capitalización; es decir, cuanto mayor sea el número de períodos de capitalización, mayor es el interés compuesto. La principal virtud del interés compuesto puede aumentar significativamente la rentabilidad de las inversiones a largo plazo. De hecho, el propio Albert Einstein lo describió como “el mayor descubrimiento matemático de todos los tiempos”.

¿Cómo influye el interés en la inversión a largo plazo?

Para ver el razonamiento que subyace a este fenómeno matemático que resulta tan rentable en el largo plazo, imaginemos que invertimos 10.000 euros a una rentabilidad del 6%; consecuentemente, al cabo de un año veremos que obtendremos 10.600 euros (10.000 x 1,06).
Ahora, supongamos que, en lugar de retirar los 600 euros obtenidos, decidimos mantenerlos un año más. Con la misma rentabilidad anterior, el 6%, su inversión crecerá hasta los 11.236 euros (10.600 x 1,06) para el final del segundo año. Esto se debe a que se reinvirtieron los 600 euros y, junto a la inversión inicial, se obtuvo un beneficio adicional de 636 euros, 36 euros más que el año anterior. Este pequeño extra puede parecer insignificante, pero no nos olvidemos de lo más importante: esos 36 euros también tienen la capacidad de generar una rentabilidad futura.

“La principal virtud del interés compuesto puede aumentar significativamente la rentabilidad de las inversiones a largo plazo”

En un tercer año, el valor de la inversión sería de 11,910.16 euros (11.236 x 1,06). En este año se obtuvo 674,16 euros de beneficio adicional, lo que supone 74,16 euros más que el primer año. Este aumento anual de la cantidad se acelera año tras año, siempre y cuando se mantenga la reinversión.

aplicacion-del-interes-compuesto1

Transcurridos cuarenta años, los beneficios anuales han evolucionado desde los 600 euros hasta los 5.822,40 euros en el último año. A lo largo del período analizado, con una rentabilidad del 6% anual sobre la inversión, los 10.000 euros iniciales se han convertido en 102.857,18 euros.

Una leyenda que explica cómo influye en interés compuesto

Cuando se invierte, siempre hay que tener en cuenta que el factor interés compuesto amplificará el crecimiento de su dinero en el futuro, pero recordemos que los pilares principales son el factor tiempo y la reinversión de los beneficios, por lo que la alteración de estas variables modificará finalmente los resultados.

Asimismo, existe una famosa leyenda sobre el origen del ajedrez vinculada al interés compuesto y a la comprensión del mismo. Cuando el inventor del juego le enseñó al emperador de la India el ajedrez, el emperador quedó tan impresionado que le dijo que le concedería cualquier recompensa que deseara.

“Descubre una famosa leyenda sobre el origen del ajedrez vinculada al interés compuesto”

El inventor le respondió al emperador lo siguiente: “Mis deseos son sencillos, emperador. Dame un grano de arroz por la primera casilla del tablero, dos granos por la siguiente, cuatro para la tercera, ocho para la cuarta y así, sucesivamente, hasta completar las 64 casillas del tablero”.

El emperador, extrañado del deseo aparentemente tan modesto del inventor, se lo concedió y dio órdenes a su tesorero para que abonase el pago de manera inmediata. No obstante, este último, tras calcular la cuantía, se dirigió al emperador aterrado y le comunicó que era imposible satisfacer el pago… ¿Cuánto estaba pidiendo el inventor del ajedrez?

granos de arroz

Los cálculos son sorprendentes y se aprecia de manera clara la efectividad del interés compuesto en el largo plazo… Solo en la casilla 64, la cifra era de 9.223.372.036.854.780.000 granos de arroz, alrededor de 614.891,4 millones de toneladas. Sumando todas las casillas del tablero de ajedrez, ¡la cifra ascendía a 1,2 billones de toneladas! Para hacernos una idea de lo que el inventor estaba pidiendo, en el año 2012 la producción mundial de arroz fue de 731,2 millones de toneladas, por lo que se hubieran necesitado 1.641 años de la producción mundial para satisfacer los deseos del inventor del ajedrez.

¿A que ahora te llama más la atención interés compuesto?

3
Categorías: Educación financiera
Etiquetas: , , , , , .

2 respuestas a "Poniendo el turbo a la rentabilidad: así funciona el interés compuesto"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.